El Juicio de Paris, do you believe in love?

Cuando te conocí,

No hubo nada épico;

solo me mostraste que existías,

al igual que la lluvia de abril;

me enseñaste el mundo tal como debería ser,

levitando en el tiempo,

y las palabras más exactas del silencio.

….Ahora, no sé si te quise,

pero te escribí los versos más PERFECTOS

que se encerraron dentro de ti…

pero sin que mi mente entendiese

ninguna de sus palabras,

ninguno de sus sonidos……………….,

ninguno de sus silencios……………………….

Te recuerdo

Diciéndote………

“Mi vida no tendrá sentido sin ti”…….

Mientras tu pensabas………..

que tu vida no tendrá sentido….

            conmigo……………. pero,           

los dos nos equivocábamos,

                                           sinceramente,

era la vida la que no tenia sentido……..

               tan sujeta al tiempo……………….

aunque tu siempre puedes decir

que eras tú la que tenía razón.

…………………………………………….

y es que yo ya estaba bailando

con la mujer mas bella del mundo.

the Wall…

THE WALL….

La verdad derribo los muros,

que los hombres levantaron

demostrando su poder…

y  vanidad…………………..

pretendiendo clasificar a los sapiens,

y repartirse el mundo.

La verdad tiró los muros de acero,

por no cuadrar con las matemáticas…

y los ateos fueron hechos creyentes………

en la verdad………………..

y los constructores con sus dioses muertos

poco a poco salieron del mundo

que la verdad decretó.

sin profesar  las leyes de la física,

But… What is art?

bUT..

Antes de que se desvaneciera la palabra en el aire….

creía en Vasari,

en el silencio de los museos,

en la dureza del mármol…

en la eternidad del tiempo.

Pero dentro del Museo del Prado,

La Maja Desnuda se aburria…

y se insinuaba a todos los guardas del museo…

la gente por oír su voz,

lleno de ruido el museo,

y la Maja Desnuda por vergüenza callo;

y el mármol en arena se desintegro,

que el viento al olvido se llevó…

y la palabra en el ruido

se descompuso en el finito tiempo.

El Profeta2

Aquí pretendo a través del capítulo “El Camino del Creador” de la obra “Así Hablo Zaratustra” de Friedrich Nietzsche, hacer una reflexión la creación artística apoyándome en los medios que utiliza la publicidad transmisible.

Enrique Lazaro

el texto es

«El que busca, fácilmente se pierde a sí mismo. Todo irse a la soledad es culpa»: así habla el rebaño. Y tú has formado parte del rebaño durante mucho tiempo. La voz del rebaño continuará resonando dentro de ti.